jueves, 13 de marzo de 2014

Cien años de Vuelos, Brisas y Remolinos




¿Por qué evocar el aire y el vuelo para celebrar el Centenario de nuestro Parque?

Porque el aire es lo que nos permite respirar, vivir y el Parque se creó como un pulmón para la ciudad.

Porque el Parque es un espacio verde y abierto donde el aire sopla con libertad.

Porque es un espacio público donde podemos ser libres como el aire.

Porque a lo largo de su historia, el Parque Avellaneda atravesó distintos aires, desde la brisa democrática hasta los helados vientos de la dictadura.

Porque a veces el aire produce giros y en ellos a veces nos encontramos pero también nos desencontramos

Porque el aire impulsa movimiento y  dinamismo y en estos 100 años del Parque, reconocemos el trabajo y el paso de todas las generaciones que lo  vivieron, lo disfrutaron y dejaron sus huellas.

Sembrar el Parque de  molinetes es una manera de celebrar el Parque como el espacio de tod@s, el espacio que nos permite respirar, disfrutar, ser libres, jugar y encontrarnos con los otros.


¿Cómo será la celebración?


9.15 a 10.15hs Espacios lúdicos,  talleres de juego, lectura bajo los árboles y otros a cargo de los docentes  con los chicos y chicas de cada grado/sala.

10.15 a 10.30hs Ritual e instalación de los molinetes.

10.40 a 11.30hs: Banderas, palabras, melodías y danza circular a cargo de Julia Martín.



Acercamos ideas de movimientos para crear junto con los niños "el Ritual de los Molinetes":

Ubicar los molinetes todos juntos y rodearlos en una ronda, 2 filas enfrentadas, varias rondas pequeñas...

"Soplar" con diferentes partes del cuerpo: cara, manos, piernas, la totalidad...

"Girar" realizar rotaciones con los brazos hacia atrás, adelante, intercaladamente, las manos, la columna, con 
todo el cuerpo cambiando de frente...

"Molinetes" en parejas, en tríos, en cuartetos...(tomados de la misma mano: derecha o izquierda, mirando la 

espalda del compañero, girar )...

Observando grupalmente el movimiento del molinete surgirán muchas más ideas de los niños y los docentes, no desestimen ninguna, pruébenlas y disfruten del placer de moverse con otros. Luego de probar y jugar, recuerden pautar una secuencia y repetirla,  así ese día todos la recordaran y será un momento de bienestar y alegría!!!! 

Música inspiradora:  La Valse d´Amelie (orchestre)